10 consejos para sobrevivir a la temible cena de empresa

Todos estaréis de acuerdo conmigo en que este año, las fiestas navideñas caen muy mal. Los días importantes, como Nochebuena y Nochevieja, son en sábado. Además de tener menos días festivos, también se traduce en un importante problema a la hora de organizar la temible cena de empresa. Hay compañías que ya las han venido celebrando desde principios de diciembre, debido a los muchos problemas para encontrar restaurante para su celebración. Pero aún hay mucha gente que no la celebrado, esperando al próximo fin de semana para llevarla a cabo. Si es este tu caso, aún estás a tiempo de salir indemne de ella. ¿Cómo? Sigue leyendo y descubre algunos interesantes consejos para poder decir “yo sobreviví a la temible cena de empresa”.

¿Acudir o no acudir?, he ahí la cuestión

acudir a la temible cena de empresa
Fuente: Jesús Rivero

En muchas ocasiones, en vez de tratarse de un día de fiesta, se trata de un marrón. Lo primero que se nos podría pasar por la cabeza, es no acudir a la cita. Pues bien, si se te ha pasado por la cabeza, elimina esa opción de forma inmediata. No acudir suele ser mucho más comentado que meter la pata durante la cena.

No vayas a la cena en coche

Por mucho que pienses que no vas a beber durante la cena, al final suele caer alguna copa o cóctel navideño. Esto es suficiente para dar positivo en un control de alcoholemia y lo que es peor aún, aumentan considerablemente las probabilidades de sufrir algún tipo de accidente. El transporte público es la mejor opción.

Contrólate a la hora de beber

En este tipo de eventos, es muy complicado controlarse. Se empieza con una cerveza y se termina con dos o tres copas esperándote en la barra. Intentan controlarte sobre todo delante de los jefes. Abusar del alcohol puede dar muy mala impresión, sobre todo si eres de esas personas que te sueles poner muy pesada o agresiva cuando lo ingieres.

Elegir bien la ropa que nos pondremos

vestir-bien-en-la-cena-de-empresa
Fuente: gironoemi

Debemos tener en cuenta que se trata de una cena de empresa, por lo que a no ser que sea estrictamente necesario, se recomienda apostar por algo discreto que no llame mucho la atención del resto de los compañeros. Deja el traje y la corbata para una ocasión mejor, y en el caso de las mujeres, no abusar de los escotes ni de las faldas demasiadas cortas.

También te puede interesar: Consejos para vestir bien en la cena del trabajo

No bailes de forma “rara”

Si no te gusta bailar o no sabes, mejor que no lo intentes. Lo más fácil es que hagas el ridículo y seas la comidilla del trabajo durante varias semanas. Limítate a quedarte quieto en un sitio y a mover el cuerpo ligeramente. Cualquier otra cosa, puede ir contra ti.

Prohibido ligar con tus compañeros de trabajo

ligar-con-companeros-del-trabajo
Fuente: oficinaempleo

Regla número uno de la temible cena de empresa. Los compañeros son intocables. Guárdate la “caña de pescar” para otras personas que haya en la fiesta pero que nada tenga que ver con tu empresa. Mantener relaciones con otros compañeros, se puede traducir en importantes problemas, más aún si te lías con algún subordinado.

Evitar ciertas conversaciones

Como en la cena de Nochebuena con nuestra familia, hay temas que son tabú y mejor no tocarlos. Entre estos están los temas religiosos y sobre todo la política. Cada uno es libre de pensar lo que quiera sobre todo aquello en lo que crea, pero es mejor reservarlo para otra ocasión mejor.

No te quejes de la comida

Una vez sentados en la mesa, además de tener un comportamiento correcto, debemos evitar quejarnos de la comida. Haz el esfuerzo por probar todos los platos a los que nos han invitado. Ya tendrás tiempo de comentar con otros compañeros el menú al que nos hayan invitado.

Ser puntual

puntualidad-a-la-hora-de-llegar
Fuente: concepto

La puntualidad es muy importante en este tipo de cenas. No hagas esperar al resto de personas. Para que esto no ocurra, se previsor y desplázate en transporte público. De esta forma evitarás problemas de aparcamiento.

También es muy importante que no te vayas el último de la fiesta, sobre todo si al día siguiente te tienes que levantar para trabajar.

No acudir con pareja a la temible cena de empresa

Salvo que digan lo contrario, lo más habitual es dejar a la pareja en casa y acudir solos a la cena del trabajo. Pensad que estaréis con otros compañeros y que vuestras parejas podrían aburrirse si no congenian con nadie. Esto podría provocar que abandonaras la fiesta antes de tiempo.

Tengo que reconocer que en alguna ocasión se me ha ido la mano en este tipo de eventos, pero desde hace algunos años, he conseguido controlarme para no dar la nota. ¿Qué cosas soléis hacer para triunfar en la temible cena de empresa? Animaros y compartir vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!